sábado, 19 de febrero de 2011

TURISMO GLBT o LGBT

No se sabía quién estaba más sonrojada, si la Recepcionista al confirmar una cama doble matrimonial para su nueva huésped y su “amiga”, o la misma huésped al decir que sí. Esto sumado a unas miradas curiosas y una risita nerviosa por la “incomodidad de la situación” fueron los minutos más largos del check in a una pareja de la comunidad GLBT (Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales), que venía de visita a este bello departamento y que deseaba pasar lo más desapercibida posible para los demás, sin generar “controversia” y sobre todos sin crear malestar para el Hotel o para los demás huéspedes.

Esta situación es tan solo una de las que se presentan cuando recibimos en nuestros alojamientos turistas que pertenecen a la comunidad GLBT o LGBT. La pregunta es ¿Estamos realmente preparados para recibir este tipo de personas? ¿Nos gustaría enfocarnos en este mercado que cada día crece a pasos agigantados? ¿Somos conscientes de lo que implica este tipo de turismo? ¿Ya sabemos que son los que más gastan, los que más días se alojan en el hotel y sobre todo que si les gusta, vuelven no una sino muchas veces?

Recuerdo que hace varios años, en una importante reunión que se desarrollaba en Armenia, se presentó una situación particular en donde un Hotelero se levantó de su silla, alzo la voz firmemente y dijo a todos los presentes “Aquí no estamos preparados para recibir a ninguna persona de la comunidad Gay, nos falta mucho, todavía se escandalizan…es un mercado sin explotar…póngale pilas a eso…” Y esto lo decía refiriéndose no a nuestro turismo doméstico, sino al internacional en donde traía una propuesta muy interesante para una convención internacional que finalmente no se pudo hacer.

Y es que no solo debemos concientizarnos que esta comunidad existe, pues es un secreto a gritos que cada día más personas declaran abiertamente y sin tapujos su orientación sexual. Es un hueco en el mercado que hay que cubrir rápidamente y antes de que otros destinos lo hagan. Hay que considerar este turismo quitándonos de la cabeza las palabras “escándalo, burla, sarcasmo y rechazo”. Tengamos en cuenta que muy posiblemente cada uno de nosotros contamos entre nuestras amistades personas de esta comunidad, a quienes valoramos y respetamos, no solo por ser seres humanos comunes y corrientes, sino por su dedicación al trabajo, su personalidad y profesionalismo.

Ahora bien, preguntémonos a cuantas personas GLBT ya hemos recibido en nuestros alojamientos y no ha pasado nada malo. Analicemos esto ¿Nos han generado escándalos con los demás huéspedes? ¿Hemos tenido problemas con ellos? ¿Han vuelto a visitarnos? ¿Cuántos días se alojaron? ¿Tengo algo especial en mi Hotel que les atrae? Y así vamos generando estadísticas que nos guiaran hacia un mercado potencial que vale la pena explotar con propuestas y paquetes turísticos interesantes.

No en vano, ya en una de las ferias de turismo internacional como lo es FITUR en Madrid, realizada del 19 al 23 de enero de 2011, destinaron un pabellón únicamente para este tipo de turismo, no promocionan un destino sino un país entero…miren ese alcance y visión de la madre patria, ya ofreciendo a nivel internacional destinos con propuestas exclusivas para esta comunidad. Y si es así, entonces que vamos a hacer nosotros en el Quindío? Hay un dicho que dice “si hacemos siempre lo mismo, obtendremos siempre los mismos resultados”. Rompamos ya el esquema tradicional y hagamos algo diferente!

Ya es hora de empezar a buscar nuevos mercados, y no solo el de turismo GLBT, también podemos enfocarnos en turismo especializado para la tercera edad, para discapacitados, para los jóvenes, para los niños, para parejas, para el clero, para los políticos, para los universitarios, para deportistas extremos, para la mujer, para comunidades de la nueva era, etc. Mejor dicho, enfoquémonos en algo que nos genere permanencia en el mercado, especialicémonos pero no todos haciendo de todo, dejémonos que la Agencia haga su trabajo, que el Operador haga el suyo y que nosotros hagamos lo nuestro. Todos tenemos espacio, todos tenemos derecho y por supuesto hay turismo para todos.

Es imperativo tener en cuenta que si vamos a especializarnos, tenemos que guiarnos por los expertos, por los que saben. Como Hoteleros no podemos pedirle consejo al lechero o al constructor, como dice mi amigo “pilas con eso”. Qué bueno sería que Cotelco, en aras de abrir nuevos mercados organizara una seria de charlas, seminarios o talleres con la ayuda de expertos nacionales o internacionales en donde se pudieran identificar estos tipos de mercado, en donde a través de una planeación estratégica con fechas límite se pudieran desarrollar nuevos productos turísticos y/o planes enfocados en capturar estos mercados que están pidiendo a gritos “un turismo especializado”.

Para terminar, les dejo uno de mis lemas preferidos “lo que se dice, se escribe, y lo que se escribe se hace”. Así que mis queridos colegas, piénsenlo, no dejemos nuestro destino al azar, tomemos las riendas y entre todos, léase bien “entre todos”, empecemos a generar esas estrategias que nos ayudaran a reposicionar nuestro destino y a mantenerlo muy en alto, no solo por lo novedoso que ofrecemos, sino por la incremento en nuestras ventas que demuestran resultados satisfactorios.

Que Dios los bendiga,

martes, 15 de febrero de 2011

El Secreto

Check out this SlideShare Presentation:

sábado, 5 de febrero de 2011

La firma OBESA

Check out this SlideShare Presentation:

Libro RINOCERONTE

Check out this SlideShare Presentation:

martes, 1 de febrero de 2011